martes, 4 de septiembre de 2012

Casa Matriz y Sucursales



INDICE

INTRODUCCIÓN 1
MATRICES Y SUCURSALES 2
MATRICES: DEFINICIÓN.- 2
CONTABILIDAD DE LA CASA MATRIZ: 2
MÉTODOS DE CONTABILIZACIÓN: 3
ASPECTOS FINANCIEROS: 4
RELACIÓN MATRIZ- SUBORDINADA: 5
CONTROL DE LA MATRIZ HACIA LAS SUBORDINADAS: 6
SUCURSALES: DEFINICIÓN.- 7
CARACTERÍSTICAS: 8
TIPOS DE SUCURSALES: 8
CONTABILIDAD DE SUCURSALES: 10
PROCEDIMIENTOS DE COBRO: 12
FLETES PARA SUCURSALES: 13
CONCLUSIÓN 15
BIBLIOGRAFÍA 16


INTRODUCCIÓN
El trabajo que se presenta a continuación trata sobre la Casa Matriz y las Sucursales, en el mismo nos proponemos desarrollar un trabajo de investigación en el cual tenemos como objetivo principal ampliar nuestros conocimientos académicos, con lo cual estaremos en mejor capacidad de ser unos buenos profesionales en el futuro, además sabemos que nos reforzaremos en dichos conocimientos y nos será de gran ayuda para un futuro próximo.

El trabajo expresado a continuación, satisface las necesidades más significativas y ofrece propuestas de solución a problemas que afrontan las empresas hoy en día. Así nos permitimos analizar la necesidad de crecimiento de las empresas, mediante el establecimiento de sucursales, por medio de las cuales pueden poner a disposición de la clientela de localidades alejadas de la matriz, las mercancías que necesitan, lo cual genera incremento de ventas y acrecentamiento de las ganancias.
Se dará a conocer el concepto, las características, el aspecto contable de cada una, a lo que se dedican en si y mostraremos las diferencias de unas y otras y así mostrar un panorama general de la problemática existente que conllevan las transacciones realizadas por este tipo de empresas facilitando el control de sus operaciones.



MATRICES Y SUCURSALES
MATRICES: Definición.-
Es una persona natural o jurídica que tiene el poder o control en una o varias sociedades o subordinadas desde el ámbito económico, administrativo y financiero.
También se puede definir como la oficina, local o establecimiento principal en que funciona la gerencia de la empresa o negocio o su dirección general.

La casa matriz está capacitada para imprimir a cada sucursal rumbos y directrices, para garantizar así el buen funcionamiento de cada una de ellas.

La sucursal es un organismo dependiente de la casa matriz y, como tal, debe seguir las normas administrativas y contables que se le fijen.

Está continuamente en comunicación con la casa matriz mediante planillas diarias o mensuales, que encierran todas las operaciones practicadas en sucursal.

Contabilidad de la casa matriz:

La casa matriz debe llevar un control contable de las ventas, costos y, en su caso, de los gastos de cada agente, con el fin de calcular las comisiones, información estadística de carácter administrativo así como otros datos de relevancia.

Este control puede ser realizado mediante las cuentas denominadas costo de ventas de agencias o agentes, gastos de ventas de agencias o agentes y ventas de agencias o agentes. Cada una de estas cuentas debe tener una sub-cuenta por cada agencia o agentes. Para el control de los inventarios se puede utilizar el procedimiento de inventarios perpetuos.

Cuando la casa matriz decide enviar mercancía al agente, debe efectuarse un control especial de la mercancía en consignación, ya que la propiedad de ésta es conservada por la casa matriz.

Si la mercancía que se envía a las agencias o agentes ya ha sido previamente vendida por éste, el importe de los fletes, seguros y demás gastos acarreados por el envío deben razonarse como gastos de ventas.

Si la mercancía es enviada en consignación, los gastos relacionados con la remisión deben ser considerados parte del costo de la mercancía. Es conveniente llevar un control de esos gastos debido a que la distancia de la casa matriz al domicilio del agente determina una mayor o menor utilidad neta sobre las ventas.

Los asientos a realizar por la casa matriz dependerán de si la gerencia desea determinar las utilidades netas.

Métodos de contabilización:

Los métodos para facturar las mercancías a las agencias y sucursales van a depender hasta cierto punto del precio.

Actualmente existen tres métodos, a saber:

• Al costo: Es el más usual y más sencillo.
• A precio arbitrario o intermedio entre el costo y el precio de venta: Este método se utiliza con el fin de que el gerente de la sucursal no se de cuenta del costo de la mercancía vendida y por lo tanto, de las utilidades.
• A precio de venta: Este método facilita un inventario continuo de mercancías de la sucursal al precio de venta y proporciona así una comprobación automática de las mercancías, que impedirá o descubrirá los descuidos y posibles fraudes.

Aspectos financieros:

Es importante dejar sentado que la contabilidad de las transacciones de ventas realizadas por las sucursales, no conlleva al desarrollo de nuevos principios contables, ya que este tipo de operaciones tan solo aplican los principios contables a los problemas específicos relativos al control de las transacciones efectuadas por intermediarios de la sucursal y a la información respectiva a la casa matriz de dichas operaciones y los resultados obtenidos.

En virtud de no existir igualdad en la aplicación de los procedimientos de registros de las sucursales, los contadores tienen que tener especial cuidado en adaptar los sistemas de estas, para que sean coherentes con las exigencias de la matriz y con las características operativas particulares de la sucursal.

El objetivo principal de la adaptación del sistema contable de una sucursal es poder determinar su utilidad o pérdida. Por lo tanto, las políticas contables, los libros, catálogos de cuentas, etcétera, asiduamente consiste en un conjunto completo de contabilidad. Conviene resaltar que en la contabilidad de la sucursal no aparece un renglón de capital, sino una cuenta denominada “casa matriz, cuenta corriente”, que muestra el importe de las inversiones efectuadas por la matriz en la sucursal.
En la cuenta de la matriz, se debe abrir la cuenta, sucursal, cuenta corriente.
La cuenta casa matriz, cuenta corriente es de origen deudor y representa el importe de la inversión que la matriz efectuó en la sucursal, sumando (disminuido) de la utilidad (perdida) neta del ejercicio, obtenida por la sucursal.

Se presenta en el balance general dentro del grupo de los activos.

En la contabilidad de la sucursal, se debe abrir la cuenta, casa matriz, cuenta corriente.

Esta cuenta su saldo es acreedor y representa el importe de la inversión que la matriz efectuó en la sucursal, sumando (disminuido) de la utilidad (perdida) neta del ejercicio, obtenida por la sucursal.

Esta cuenta representa la inversión hecha por la casa matriz hacia la sucursal, la cual incluye efectivo, mercancías, muebles, equipos, etcétera, es decir, la inversión neta en la sucursal y se presenta en el balance general en la sección capital contable.

Relación matriz- subordinada:

Las relaciones empresariales actuales son de diversa índole, la propiedad de la empresa surge como un factor fundamental en el objetivo organizacional, la dependencia enmarca el proceso administrativo que sigue el ente económico.
En el contexto social de la empresa la pertenencia de los activos, la responsabilidad de los pasivos y la posesión del patrimonio pueden variar constantemente según la aportación de capital que tengan los inversionistas sobre esta, las decisiones que se toman sobre la actividad económica de la organización depende de la composición del paquete accionario mayoritario es por ello que surge la figura de matriz y subsidiaria como una relación empresarial fundamentada en una consolidación de actividades financieras.

Una empresa se considera matriz de otra cuando esta ejerce el control económico, financiero y administrativo sobre ella directa o indirectamente, por ende la subordinada es aquélla que carece de autonomía por el hecho de ser dominada por una matriz.

Las sociedades subordinadas pueden ser de dos tipos:

• Filiales: Son aquellas entidades controladas y dirigidas económica y administrativamente por la matriz en forma directa.
• Subsidiarias: Son aquellas cuyo control y dirección lo ejerce la matriz de forma indirecta a través de una o varias filiales suyas, o por sociedades que tienen algún vinculo de dependencia de la matriz o las filiales de estas.
A continuación se presenta se presenta la relación que se presenta entre empresas matrices frente a las subordinadas:

Control de la matriz hacia las subordinadas:

El control puede ser de índole económico, financiero y administrativo, a continuación se presenta una recopilación de los aspectos más importantes de cada uno:

• Control económico: En este caso la entidad subordinada recibe aportes directos o indirectos de la matriz de tal magnitud, que pierde su autonomía, ya que las decisiones dependen de la matriz.
• Control financiero: Este resulta de la adquisición de compromisos u obligaciones (pasivos) complementarias a las amortizaciones de la deuda y los intereses de la empresa subordinada que hacen que ésta pierda su autonomía en la toma de decisiones administrativas y financieras.
• Control administrativo: El control administrativo de la subordinada por parte de la matriz se presenta en el momento en que la matriz impone sus criterios en el funcionamiento interno, como el nombramiento de funcionarios o en la representación que se haga de la subordinada.

Existe vinculación entre dos o más sociedades cuando entre ellas se presentan intereses comunes de carácter administrativo, económico y financiero y cuando existe relación de dependencia o control.

SUCURSALES: Definición.-

La sucursal es uno de los varios medios que puede utilizar una compañía para extender sus ventas y servicios hacia áreas que pueden estar a considerable distancia del lugar principal de la operación.

El grado de autonomía garantizado a una sucursal es determinado por la oficina principal. La mayor parte de las sucursales mantiene su registros de ventas, cuentas por cobrar y recibos de clientes. Los cheques recibidos de clientes de la sucursal por lo general se depositan en un banco local. Algunas sucursales tienen la autoridad para pagar muchos de sus gastos mientras que otras solo se permiten hacer pequeños desembolsos lo que equivale por lo regular a una caja menor.

El objetivo principal del juego de libros de las sucursales es el de determinar la utilidad o perdida de cada una. Por lo tanto, sus registros contables con frecuencia se asemejan a un conjunto completo de doble asiento. Sin embargo, en lugar de una cuenta de capital el libro mayor de la sucursal muestra las inversiones efectuadas por la oficina principal.

Características:

1. Las sucursales están autorizadas para conceder créditos y realizar la cobranza respectiva con la cual cubre sus gastos.
2. Jurídicamente es una extensión de la casa matriz.
3. Fiscalmente se considera que el contribuyente ha abierto un nuevo local, por lo que es necesario presentar el correspondiente aviso al SII.
4. Efectúa su propia facturación.
5. Por su naturaleza, tiene local propio, por lo general tienen inventarios y de acuerdo con sus características, pueden o no llevar contabilidad propia, que debe ser integrada cada cierto tiempo a la casa matriz.
6. El local y las inversiones necesarias para su constitución son aportadas por la casa matriz.

Tipos de sucursales:

Sucursales locales: Son las que se encuentran establecidas en la misma localidad en que se encuentra establecida la casa matriz, vamos a suponer que las sucursales operan bajo las siguientes condiciones:

1. La contabilidad de las sucursales se lleva directamente por la casa matriz
2. La casa matriz es la única abastecedora de mercancía de la sucursal
3. Los ingresos de la sucursal se concentran diariamente en la casa matriz
4. Todos los gastos que origine la operación y mantenimiento de la sucursal son liquidados por la casa matriz.

Bajo las condiciones anteriores, los puntos importantes que debe controlar la casa matriz de sus sucursales serán los siguientes:

1ª La existencia de mercancías en poder de cada sucursal
2ª Las utilidades o perdidas obtenidas en cada una de las sucursales.

Para lograr estos objetivos, la casa matriz tendrá necesidad de establecer, en su contabilidad, dos cuentas especiales para cada una de sus sucursales, las cuales llevaran los siguientes nombres:

a) Sucursal x, cuenta de mercancías
b) Gastos y ventas de la sucursal x.

La primera de las cuentas citadas tendrá por objeto conocer, en cualquier momento,
la existencia de mercancías a precio de costo en cada sucursal. En este aspecto, la cuenta a la que nos referimos equivale a la de almacén.

La segunda cuenta se manejara como una cuenta de resultados, acreditando a ella el producto de las ventas y cargando tanto el costo de la mercancía vendida como el importe del gasto originado por la sucursal. Como se podrá apreciar, esta cuenta equivale a la conocida con el nombre de costos y ventas que se usa en el método de inventarios perpetuos o constantes.

Finalmente, si fueran varias las sucursales establecidas, será recomendable establecer, en la contabilidad de la casa matriz, otra cuenta de pérdidas y ganancias de sucursales, en la cual se recopilaran los saldos que arrojen las cuentas de gasto y ventas de cada sucursal, para obtener, en esta forma, los resultados de las sucursales, separados de los obtenidos directamente de los obtenidos directamente por la casa matriz, los cuales se registrarían en la cuenta general de pérdidas y ganancias.

Sucursales en el país: Las oficinas que se establezcan con este carácter y que operen dentro del país, pueden presentar los dos aspectos siguientes:

1ª.- Que se hallen domiciliadas en la misma localidad en que está ubicada la casa matriz
2ª.- Que se encuentren domiciliadas en el mismo país, pero en una localidad diferente de aquella en que se halla establecida la oficina principal
Sucursales en el extranjero: Las sucursales extranjeras se utilizan cuando se desea abarcar mercados ubicados fuera de la localidad en la que se encuentra la casa matriz. Aquí las sucursales funcionan de manera similar a las locales, aunque la distancia que las separa de la oficina principal les permite y a veces es indispensable una mayor independencia.

Contabilidad de sucursales:

Cuando se establece una sucursal, la casa matriz abre una cuenta en su libro mayor llamada sucursal o control de sucursal, o inversión en sucursal o cualquier otro nombre parecido.

Con frecuencia se utilizara una cuenta para mostrar la inversión a largo plazo en la sucursal mientras que otra cuenta (como sucursal corriente) se empleara para casos más comunes. En el libro mayor de la casa principal se carga esta cuenta o grupo de cuentas por todo lo que se envíe a la sucursal en la oficina principal, se carga esta cuenta o grupo de cuentas por todo lo que envié a la sucursal o por los servicios que se le presten, y se acreditan las cantidades recibidas de ella.
En igual forma el libro mayor de la sucursal tendrá una cuenta titulada casa matriz, control de casa matriz. Corriente-casa matriz, o tal vez un grupo de cuentas con nombres parecidos a estos que correspondan a las cuentas que se establecieron para la sucursal en la oficina principal.

A esta cuenta se acreditan todos los bienes recibidos de la casa matriz y también todas las deudas en que se incurra por mercancía adquirida o por servicios prestados por la casa matriz a la sucursal. Dicha cuenta también se acredita como resultado de los gastos que haya hecho la casa matriz en beneficio de la sucursal, y se debita con las cantidades que mande la sucursal a la matriz.

En el manejo real, se debita a la cuenta de la sucursal en los libros de la matriz, cuando se acredita la cuenta de la sucursal y viceversa. De esta manera, los saldos de cada una de este par de cuentas deben ser iguales en cantidad pero en lados opuestos de las respectivas cuentas.

Por ejemplo, si la cuenta de la sucursal en los libros de la casa matriz tiene un saldo débito de $14000, entonces la cuenta de la casa matriz en los libros de la sucursal debe tener un saldo crédito por la misma cantidad. Las dos cuentas que tienen esta relación con frecuencia se describen como cuentas recíprocas.

Cuando hay muchas remesas entre la oficina principal y la sucursal, es probable que sea útil tener una cuenta especial en la matriz para registrar las remesas de la sucursal X, y para la sucursal X, tener una cuenta recíproca titulada Remesas a la oficina principal. Esta especialización en las funciones se necesita en particular cuando dos saldos no concuerdan inicialmente y se debe preparar una reconciliación de las dos cuentas. Después la reconciliación se corrigen los errores y se anotan las partidas en transito en los registros de la unidad que las va a recibir.

La casa matriz puede recibir muchas ganancias de la sucursal. La reconciliación se simplifica si los ingresos recibidos de la sucursal A, lo mismo que los ingreso a la oficina principal de la sucursal A, pueden identificarse con facilidad. Este par de cuentas también son de naturaleza recíproca. Cualquier diferencia entre dos saldos con toda probabilidad resulta de un ingreso en tránsito o de un error.

Cuando los libros de una sucursal se cierran, el saldo en su cuenta de resumen de los ingresos trasladada a la cuenta de la oficina principal.

Procedimientos de cobro:

El despacho de mercancías de la matriz es una transferencia interna de la compañía, no de una venta. Sin embargo, se debe reconocer y registrar el cambio de localización de las mercancías.

En general, existen tres consideraciones para cargar mercancías enviadas a una sucursal. Un procedimiento seria el de que la casa matriz le cobrara la mercancía enviada a cada sucursal al costo. El argumento mas eficaz a favor de este procedimiento es que no ha ocurrido una venta y por lo tanto el costo para le entidad comercial debe permanecer como base para las mercancías, mientras estas permanezcan localizadas en la sucursal de la compañía.

Muchos administradores emplean un segundo procedimiento. Ellos sostienen que la oficina principal ejecuta servicios –mercadeo, compras, y otros- y por lo tanto, ellos razonan que el precio de la transferencia debe reflejar el costo de esos servicios. En tales casos, la firma por lo general promedia el costo de los servicios y suma un porcentaje fijo al costo de todas las mercancías que traslada de la matriz a la sucursal.

En el tercer procedimiento las firmas simplemente cargan a una sucursal el precio que se espera obtener por la venta de la mercancía. Un argumento a favor de este procedimiento es que facilita el control de los inventarios de la sucursal. Como las mercancías se cargan a la sucursal al precio de venta, el costo de las mercancías vendidas debe igualar a las ventas en cualquier periodo dado. Así, las cuentas de la sucursal con toda seguridad mostraran una perdida neta equivalente a los gastos de la sucursal por ese tiempo.

Fletes para sucursales:

Los fletes internos sobre mercancías o sobre otros bienes recibidos por una sucursal se incluyen en forma correcta como costos para la sucursal. Si las mercancías se despachan de una sucursal a otra, sin embargo, la segunda de ellas debe incluir solo el valor del flete que se debería haber pagado si dichas mercancías hubieran sido despachadas directamente desde la matriz. Cualquier exceso en el flete por lo regular se trata como un gasto del periodo llevado acabo por la casa matriz.
Por lo general no es deseable que una sucursal mantenga cuentas con otra. De tal manera que cualquier despacho de bienes entre sucursales, por lo común, implicara las cuentas de la casa matriz y las de dichas sucursales.


CONCLUSIÓN

Este trabajo de investigación que presentamos en una forma amplia y sencilla de comprender, servirá para contribuir en la actualización de algunos temas muy importantes para todo contador los cuales son las matrices y las sucursales, su contabilización características y diferencias de las mismas.

Los temas que hemos desarrollado basados en las sucursales nos ha sido de gran ayuda para entender cuan amplio e importantes el panorama de una empresa al quererse superar mediante las ganancias y su acrecentamiento.

Ha sido para nosotros un gran honor y un gran sacrificio haber colaborado y ser parte de una nueva experiencia que nos llevara a ser mejores profesionistas indagando sobre tan importantes temas.



BIBLIOGRAFÍA

Meigs, William y Haka, Bettner: Contabilidad la Base para Decisiones Gerenciales. MacGraw Hill, Undécima Edición, año 2000.

Romero, Javier. Contabilidad Superior. Mac Graw Hill 2000.

C.P. Marcos Sastrias F. Contabilidad tres. Editorial: Esfinge Milenio.
www.monografías.com.